Madrid

“Yo pienso que fue un ‘problema’ asumido”

Claro que fue asumido. Pero era muy de ruleta rusa. Es que colocar a Casemiro de titular hizo que los 5 primeros toques fuesen todos al rival. De hecho, nada más sacar de centro, perdió el balón cerca de Keylor, y el pase de Salah no fue gol porque Varane llegó in extremis. Y hablo de 25-30 segundos de partido. Es asumir bastante. Pero mucho, mucho David para lo que provocaba su no ausencia. De hecho, Firmino pudo hacer ‘su’ jugada una o dos veces con él en el campo. Está claro que no sabremos si lo hubiese podido hacer más porque vino la lesión de Salah.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
¿Recuerdas el 3-4 en el Bernabéu de aquel Madrid-Barcelona? Ancelotti asumió un problema que era dejar a Alonso frente a Messi. Y ojo, era el peor Messi que hemos visto. Muy mal su año. Pues fue su mejor partido de la temporada. Un error. Poner a Casemiro lo entendió Jürgen que era como el Illarramendi de 2014. Esa lección se la sabía y va Zidane y le pone ese tema en el examen… Acierta seguro el alemán. Sigo pensando que fue más error que otra cosa.
Quiero recalcar lo bien que juega Salah en las intervenciones que tiene hasta su lesión, qué bien mezcla la banda con el pico y la corona del área, qué agilidad para descargar. Me encataron sus minutos, produjo mucho. Y luego, claro, Benzema. Su compromiso con el juego es vital en este ciclo del Madrid por cómo se ha ido configurando el equipo, su táctica y su plantilla. Es un jugador único porque se ha vuelto fundamental en el juego de su equipo y no hay nadie parecido a él. Independientemente de su mal año y de su pelea con el gol y el oportunismo. Ayer hace un partido simplemente perfecto, entendiendo realmente bien la altura y las intenciones de Isco para alejarse o acercarse e ir ofreciendo soluciones cuando sale Carvajal en la derecha. Su comprensión del juego es un auténtico regalo.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Creo que el Liverpool no tenía mucho margen de maniobra. Efectivamente necesitaba un contexto favorable en la primera media hora y creo que lo generó peor le faltó intimidar un poco más y que Salah, obvio, no se lesionara. Desde ahí, sin Salah y con el Madrid apareciendo, todo corría en su contra. Ahí ya dejó de poder ofrecer otras cosas porque básicamente es que nos las tiene.
En mi opinión, el acontecimiento que cambió la final fue la lesión de Salah. Cuando Klopp se vio obligado a pasar del 4-3-3 al 4-4-2, el Liverpool perdió capacidad para intimidar, amenazar y poner en peligro a la defensa blanca. Antes, los reds habían conseguido que el Madrid tuviese más tiempo la pelota en campo propio que en campo contrario. Pero luego, el equipo de Zidane empezó a batir la presión de los ingleses con facilidad a partir de su sector izquierdo ( Ramos, Kroos, Marcelo, los apoyos de Isco ) y un Benzema espectacular y ya logró asentar su posesión en campo rival.