La gran Final

Mañana el Atlético de Madrid disputará la final de la Europa League ante el Olympique de Marsella en el Stade Gerland de Lyon. El balón echará a rodar a las 20:45.
El Atlético de Madrid tiene ante sí el reto de conseguir una nueva Europa League. Mañana los rojiblancos jugarán su quinta final europea en 9 años. Esta vez el rival es el Olympique de Marsella. El conjunto francés juega ”en casa”, ya que el partido se disputará en el Stade Gerlandde Lyon.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Para el Atlético jugar ante el Marsella trae recuerdos de un Vicente Calderón vacío en 2008. Aquel año el Atleti volvió a la Champions, pero en el partido 2 de fase de grupos los rojiblancos tenían que enfrentarse al conjunto francés. El equipo por entonces dirigido por Javier Aguirreganó por 2-1 al Marsella. Pero más que por la victoria el partido se recuerda por los altercadosentre varias aficiones y los ataques a la policía por parte de los ultras del conjunto marsellés.
Santos Mirasierra, líder de los ultras del Marsella fue detenido y el Atlético de Madrid tuvo que disputar el partido ante el PSV Eindhoven a puerta cerrada. 10 años han pasado de aquello y la afición rojiblanca sigue considerándose ultrajada por aquella decisión, sobre todo que, por entonces mandaba en la UEFA Michel Plantini, francés y ex jugador del Marsella.
Por otro lado, el Atlético de Madrid quiere hacer que vayan sus aficionados de nuevo a Neptuno, lugar que no pisan desde 2014 cuando se logró en agosto, de ese año, la Supercopa de España.
La condición de favorito no le ha pesado al Atlético
Ni por asomo se le pasaba a nadie que el Atleti tuviera que jugar el partido de mañana en septiembre del año pasado. El Atlético de Madrid estaba en fase de grupos de la Champions League, pero tras haber hecho una fase para olvidar donde sólo se ganó 1 partido, el club madrileño quedó tercero y cayó a la Europa League. Parecía una competición menor por entonces, pero el plantel decidió tomársela en serio e ir a por ella con la condición de ser elfavorito, algo a lo que los colchoneros nunca han estado habituados.
En dieciseisavos tocó el Copenhague. Los rojiblancos se deshicieron fácil de los daneses gracias a un 1-4 allí y 1-0 en casa. En octavos la historia iba a ser similar pero con el Lokomotiv de Moscú. El conjunto colchonero ganó 3-0 en el Metropolitano y 1-5 en Rusia. En cuartos se iba a sufrir más. El rival el Sporting CP. La ida tocó en casa y el Atleti ganó por 2-0, pero en el José Alvalade los de Simeone sufrieron de lo lindo para pasar. Perdieron por 1-0, pero pasaron.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
En las semifinales tocaba, en teoría, el otro favorito de la competición, el Arsenal. La ida pasará a la historia colchonera. Se jugó en el Emirates Stadium y todo se puso al revés en el minuto 10. La expulsión a Vrsaljko hizo que el Atleti tuviera que aguantar más de 80 minutos con un uno menos. Además, en la segunda parte el Arsenal se puso 1-0, pero en los minutos finales un gol de Griezmann hizo posible el empate. Toda una proeza. En la vuelta un solitario gol de Diego Costaantes de llegar al descanso hacía posible la entrada del Atlético en una nueva final.